Jueves, 23 Mayo 2019

Noticias | Críticas de TV

'Escala humana' de La 2

Admite varios visionados puesto que detrás de cada imagen y de cada frase se esconden ideas nada banales
24-04-2019 11:25
0 votos
Una imagen de la 'Escala humana' La 2

Una imagen de la 'Escala humana' La 2

Es posible que haya pasado desapercibido para muchos, pero ‘Escala humana' ha sido una de las propuestas más estimulantes de cuantas nos ha regalado la televisión reciente.

La arquitecta Núria Moliner ejerció de anfitriona durante trece miércoles que pasaron volando y que nos han ayudado a comprender cómo dialoga el hombre con su entorno urbano. Pisando tierra, ejerciendo la divulgación sobre el terreno, ejemplificando cada una de las reflexiones.

Fue hermoso escuchar a Isaki Lacuesta disertando sobre las relaciones entre el cine y la arquitectura, sobre la eficacia de las luces y las sombras en la construcción de cada encuadre.

En ‘Entre dos aguas’, rodada casi siempre en exteriores, la luz del sol, cambiante a cada rato, intervino decisivamente en la composición de los rostros de los protagonistas. En ‘Por amor a dios’ fue el filósofo José Antonio Marina quien explicó la dimensión espiritual del ser humano y su necesidad de crear espacios donde conectarse con un ser superior.

‘Escala humana’ nos acompañó a cementerios, a plantas de reciclaje, a jardines verticales, a edificios enterrados cuyas ventanas se asoman al cielo, a los mercados de barrio y al enorme potencial con que cuenta la tecnología 3D a la hora de crear nuevos espacios.
Todo ello cuidando el diseño de producción, la fotografía y el estilismo a la manera de un ‘Página 2’ dedicado a la arquitectura, gentileza del director, Jaume Clèries.

Haciendo honor a su título, ‘Escala humana’ nos ha aportado pistas para comprender mejor las relaciones del ser humano con el entorno, con un estilo elegante y nada empalagoso. Por supuesto que ‘Escala humana’ es uno de esos espacios que admite varios visionados puesto que detrás de cada imagen y de cada frase se esconden ideas nada banales. Si se les escapó pueden recuperarlo en la web.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook