Martes, 7 Julio 2020

Solomillos de cerdo rellenos de nueces y queso

3 votos
Solomillos de cerdo rellenos de nueces y queso

Un plato sabroso que gusta tanto a grandes como a pequeños

Ingredientes:

  • 2 solomillos —de 1/2 kg cada uno—
  • 100 g de nueces
  • 150 g de queso Roquefort
  • 1 vasito de caldo
  • 1 cebolla
  • harina
  • vino blanco seco
  • aceite
  • sal

 

INGREDIENTES PARA 4 ó 5 PERSONAS
 
Se abren los solomillos a lo largo sin desprender las dos mitades —como si fuesen libros.
 
Con un tenedor se deshace el queso hasta que quede como una pasta; se le añaden entonces las nueces —peladas y picadas— y se mezcla todo bien. A continuación, se rellenan los solomillos con la pasta de queso, se atan, se sazonan con sal al gusto y se doran en una sartén con un poquito de aceite. 
 
Ya dorados, se sacan a una fuente refractaria. En el mismo aceite se rehoga la cebolla picada, y se agrega después la harina, el caldo y el vino blanco. Se cubren los solomillos con esta salsa y se introducen en el horno a temperatura alta hasta que estén tiernos. Se sirven inmediatamente. 

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Sugerencias...

También podemos añadir otros ingredientes saludables como el limón o el jengibre.

Agua de pepino, la bebida para refrescar el verano

Con la llegada de las altas temperaturas es importante mantener nuestro organismo bien hidratado

Tres ensaladas ligeras y fáciles de hacer para degustar este verano.

Tres ensaladas ligeras y fáciles de hacer para degustar este verano

Con las altas temperaturas, el cuerpo nos pide alimentos refrescantes para combatir el calor

Interior del Samsara.

Los restaurantes más románticos de Gran Canaria

Alejarse del mundanal y clásico ruido, uno de los ingredientes que todo restaurante debe tener para triunfar

Bodega de vinos canarios

Productos con Denominación de Origen Canarias II: El vino

La naturaleza volcánica de los suelos y la perfecta adaptación de los numerosos microclimas de Canarias han convertido a las islas en una reserva vinícola de excepción