Miércoles, 17 Julio 2019

Carajacas

7 votos
Carajacas

Con este nombre es como se denomina al compuesto hecho con hígado de res asado o frito, que normalmente suele ir acompañado de una salsa o mojo picante. Es otro de los muchos enyesques de la cocina canaria, y que a la hora de tomarlo, se suele acompañar con un vaso de vino o con un poco de ron.

Ingredientes:

  • 1 kg. de Hígado de cerdo o vaca
  • ½ Pimienta picona
  • 6 dientes de Ajos
  • ½ vaso de Aceite
  • ½ vaso de Vinagre
  • Pimentón
  • Orégano
  • Perejil
  • Sal

Antes que nada, para preparar las carajacas hay que coger el hígado y filetearlo en trozos finos y pequeños que luego se ponen en un recipiente.

Aparte se hace un majado con el resto de los ingredientes, y una vez que se ha logrado una especie de masa o pasta, se le añade un chorro de aceite y de vinagre. Todo ello se vierte en el recipiente donde se encuentra el hígado y se deja reposar durante unas ocho horas como mínimo.

Pasado este tiempo se van sacando uno a uno los filetes para asarlos o freírlos con un poquito de aceite. Luego se calienta la salsa sobrante, hasta dejarla hervir durante un minuto y se vierte sobre el hígado nuevamente.

En algunos hogares se le añade además tomillo y una hojita de laurel.

 

Más recetas de cocina canaria. 

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Sugerencias...

Cinco alimentos que siempre comes en vacaciones y te hacen engordar

El gazpacho o los polos de hielo parecen opciones de lo más sanas pero no siempre lo son

Sopas frías para el verano.

Tres sopas frías perfectas para el verano

Prepara caldos de lo más sencillos y saludables con los que afrontar las altas temperaturas

Cuida tu alimentación y mejorarás tu bronceado.

Estos son los alimentos que aceleran el bronceado de forma natural

Hay una serie de nutrientes básicos que actúan directamente en la pigmentación de la piel

Los callos sorprenden a los turistas.

Platos típicamente españoles que los turistas no se atreven a probar

Algunas recetas de gran tradición despiertan reparo e incluso aversión a paladares foráneos