Jueves, 15 Noviembre 2018

Noticias | Agenda

"Hay más enganche a la estupidez que a la heroína"

El Drogas actúa hoy, 10 de agosto, en la primera de las dos jornadas del Fiestorón que se celebra en Arucas
09-08-2018 23:31
2 votos

"Hay más enganche a la estupidez que a la heroína"

El Drogas actúa hoy, 10 de agosto, en la primera de las dos jornadas del Fiestorón que se celebra en Arucas. a partir de las 20.00 horas. El que fuera bajista de los míticos Barricada explica en qué consiste su nueva puesta en escena, y opina sobre la actualidad desde muchos aspectos.

Se cumplen cinco años de su proyecto El Drogas. ¿Cómo valoraría esta nueva etapa?

Empezó en 2013 con la gira que siguió al EP Te cantamos las cuarenta y, a partir de ahí, comenzamos un periplo por todo el país. Se sacó un triple disco y a los tres años montamos un festival en la Ciudadela con 21 invitados donde hicimos 4 formatos que son los que hemos ido desarrollando. Y ahora llega la presentación de Un día nada más que es el directo que salió de esa actuación. Lo fácil es hacer un repertorio de 22 canciones pero yo cambio de formato para ir alimentando el monstruo.

¿Sigue el método de trabajo que llevaba en Barricada?

El último disco que saqué con el grupo, La tierra escasa, trataba sobre la guerra civil y la represión en los perdedores. Para realizarlo estuve cinco años viajando y leyendo todo tipo de libros. Ese método de trabajar es el que estoy utilizando ahora. Me apropio de muchas ambientaciones musicales como el glam o el rythm and blues, con historias urbanas, aunque ya no es lo que me define. Ahora lo único que me define es mi voz, tanto si canto un vals o un rock and roll, porque no tengo otro registro.

¿Es cierto que ahora lleva una vida más sana y que ya no consume sustancias adictivas?

La vida es la que va mandando qué decisión tienes que seguir y para mi vida desordenada ya tengo bastante con mis desastres musicales al tener meneando el cerebro desde las 7 de la mañana a las 9 de la noche en el estudio. Es mi ritmo de trabajo, confundo el placer con el oficio que tengo. Y, cierto, he dejado las sustancias adictivas, menos el café y mi propia estupidez que es un poco adictivo.

¿Fueron los ochenta tan devastadores como se cuenta?

Los años ochenta, al principio, fue una explosión contracultural muy positiva ya que se produjo la muerte de franco, la apertura, y surgieron numerosos grupos de teatros independientes, fanzines, radios piratas, movimientos ilusionantes, y el probar todo tipo de historias, musicalmente, como de sustancias. Y la propia ignorancia en temas relacionados con las drogas llevó a mucha gente al desastre, no tanto por sobredosis de heroína, sino por la basura que se le metía a la heroína: hay gente que se puede meter unos gramos de esa porquería y el cuerpo entrar en un círculo del que no pueden salir. Después se les mete en un gueto en el que los precios son desorbitados y la marginalidad hace su aparición de la forma más contundente. Por eso estoy a favor de la legalización de las drogas, pero también del compromiso y la educación de cada uno para saber lo que te estás metiendo y lo que puede suponer para su propia salud.

Pero, a pesar de esa adulteración de la que habla, la heroína es una droga muy peligrosa.

No tendría que ser así, si se tiene la información al respecto. Y el ejemplo son las tribus sudamericanas que tienen su propio ritmo con esas sustancias para historias festivas o simbólicas. El libro de Escohotado es muy interesante para hablar de determinadas historias. Aunque más enganche hay ahora a la estupidez que abarca muchas más cosas, y ante eso sólo la educación nos puede salvar.

Y más en España, el país en el que más Gran Hermano y Operación Triunfo se han realizado.

España es un país en el que me encontrado a gente muy buena, y mucha estupidez, y desde mi modesta opinión voy escribiendo. Pongo mi punto de vista desde una manera muy personal para que las personas se crean su propio criterio sobre muchas cosas como inmigración, fascismo, racismo, las relaciones personales.

¿Y ha visto cambios con la llegada de Sánchez al gobierno?

Sucederá lo mismo que pasó con González y Zapatero, se harán avances como el matrimonio de personas del mismo sexo, pero en la memoria histórica es muy complicado que vayan a hacer algo. Pero luego, el PP, como siempre, seguirá a favor de los golpistas.

Hasta hace poco era delito ser homosexual en incluso países de gran tradición demócrata.

Y es incomprensible que se esté a estos niveles. Ya ha pasado lo de Franco: el hombre, la mujer y siete hijos de media. Pero para vivir el presente hay que saber cómo se vivió el pasado. La homosexualidad todavía está mal vista en muchos lugares. Y el machismo está llevando a muchas mujeres a la muerte y a mucha gente que ama de forma diferente a lo que se ha querido transmitir como normal. Hace falta mucha educación tanto en los centros como en las familias. Pero la palabra matrimonio no me gustatampoco. Tendría que ser connivencia de pareja del mismo sexo.

Ahora con Casado parece que se repite la historia de Cifuentes y el tema del falso máster.

A mí no me interesa tanto lo que haga esa señora o ese señor como el que una universidad pública esté dirigida por un grupo mafioso. No digo que todos los profesores lo sean, pero hay una red que va dando privilegios, cuando sacarse esos estudios es un sacrificio brutal tanto para las personas a la hora de estudiar y para muchas de sus familias económicamente. Con lo que realmente habría que acabar es con el que dentro de la enseñanza pública pueda meter la zarpa una mafia de este tipo. Con eso sí que habría que acabar a los cinco minutos de que surgiese.

En las noticias, cuando se habla de violencia de género o accidentes de tráfico, las drogas y el alcohol suelen estar detrás.

No es el detonante, pero sí el agravante. No es la raíz, sino que aumenta las posibilidades de que las reacciones violentas se lleven a cabo. El detonante es como es en realidad uno mismo. Pero sí es posible que sea agravante en la actuación de esa persona. Estoy a favor de la intolerancia del alcohol en la conducción y no puede ser un escudo para ciertos delitos.

Y luesgo están los hooligans y los desórdenes públicos.

El problema de muchas personas es que sólo tienen una neurona y la cabeza muy grande. Como ese primer juego de ordenador en el que una pelota saltaba de una esquina a otra. Y si a eso le añades la ingesta de alcohol u otro tipo de sustancia, no puede pasar nada bueno. Pero la educación y el respeto a las relaciones humanas debería estar por encima de cualquier otra cosa. Y tiene que estar dentro de la libertad de acción de cada uno, porque, bebas o no bebas, no puedes agredir a nadie.

Y la violencia nos despoja de cualquier condición humana y nos convierte en bestias.

Pero la violencia como método de autodefensa yo la puedo entender. Para mí la violencia está en el desahucio, no en los escraches. Y los medios de comunicación nos va definiendo lo que es o no violencia. Y violencia será lo que utilice el pueblo contra el poder, y nunca el poder contra el pueblo. Hablar así de la violencia es una entelequia, pero si veo que una persona se está pasando con una mujer y la está agrediendo, si puedo coger una barra intentaré darle en toda la cabeza. El método de autodefensa es fundamental. En la revolución francesa se acabó con la monarquía con las revueltas y luego también con la guillotina.

P ero fue una época negra ya que no se juzgaba a nadie y se ejecutaron a muchos inocentes.

Y en este país se asesinó a gente desde el 36 en adelante. Pero aquí fue en un golpe de estado realizado por militares. ¿Y qué hacemos? ¿Seguimos bajando de camiones para que nos asesinen? Aunque luego se le llama a eso ejecución o fusilamiento.

El dictador firmó sentencias de muerte de forma intolerable. Pero se aguantó 40 años, tampoco es que espabiláramos.

Eso tiene una explicación concreta y sencilla. Si la represión tiene que ser en el grado máximo de violencia para que sirva de escarmiento, y de risotada para quien va a llevar a cabo ese método de represión, está muy claro que el miedo va a jugar un papel fundamental. Franco murió en la cama, pero no quiere decir que toda España era franquista ni que toda España estaba luchando contra Franco. Ahora, con la exhumación, hay que recordar que vivir el presente es comprender el pasado, aunque quienes realmente viven en el pasado son todos estos grupos fascistas que salen a defender todo esto y encima se le da cancha en todas las televisiones.

Y luego están las redes sociales, donde todo el mundo opina sobre todo sin tener ni idea.

Hay de todo. Yo a veces entro a leer artículos muy interesantes que antes sería imposible encontrar. Pero la cantidad de basura también es impresionante. Facebook es la letrina donde vamos a poner nuestra mierda. No tiene nada que ver la libertad de expresión con el Facebook. Pero en televisión las opiniones de Ana Rosa Quintana o Susana Griso respecto, por ejemplo, de Cataluña, o lo que aquí he vivido a lo largo de los años con el tema de Euskadi, es la misma letrina, solo que ahí se cagan los mismos y las mismas.

Pero en el tema de Cataluña no hay nadie moderado desde ninguno de los dos lados.

No interesaba al Estado entrar en diálogos que supongan una nueva forma de mirar a la Constitución o el estado de las autonomías. Nunca he entendido cómo el euskera o el catalán no se toman como auténticas joyas. Lo mismo imagino con el guanche o el asturiano. España siempre tiene la pretensión de imponerse de la manera que sea a todo, ya sean lenguas, costumbres, etc, que se salga de lo que se entiende como normal. Del 1 de octubre puedo pensar que fue la acción de una gente que quiere un referéndum con derecho a la autodeterminación. No soy independentista y entiendo el internacionalismo de esa rama ácrata que está en contra de las fronteras. Pero no soy quien para imponer mi punto de vista. Y la autodeterminación es un derecho que tienen los pueblos. Fue un desafío al Estado que dijo que no iba a dejar que suceda eso, pero quien emplea la violencia al final es el Gobierno.

¿Y cree que las medidas adoptadas por el PP fueron un error?

Lo de Piolín en el puerto de Barcelona es de un país ridículo que no sabe encontrar solución a estos temas. Ahora lo vemos con los dos etarras que van a acercar a Euskadi. Yo conozco a muy poca gente que ha torturado y haya sido enjuiciada. O conozco a otros que han torturado y tiene medallas al mérito. Se me hace muy complicado todo eso, sin ser yo abertzale. Yo prefiero un estado republicano que uno monárquico. Tiene que haber un consenso, pero me parece interesante que el estado se planteara por qué hay tanta gente que se quiere ir en Cataluña.

Supongo que la publicidad en la televisión pública y los profesores proindependentistas en las escuelas tendrán algo de responsabilidad en todo eso.

Aquí también se hablaba de las ikastolas. Pero mis hijos han estudiado hasta terminar el bachiller en euskera y son una preciosidad, y los nietos siguen el mimo camino. Como yo lo he vivido sé como se maneja la mentira y los medios de comunicación estatales. Yo he estado en Cataluña un copón de veces. Y me han hablado en castellano cuando no he entendido algo y me gusta oír también hablar en catalán. Pero todo es más fácil cuando entiendes al de enfrente.

Alfonso Zapico acaba de publicar un cómic, Los puentes de Moscú, en el que Fermín Muguruza y Eduardo Madina reflexionan acerca de la evolución de Euskadi en los últimos 40 años.

Madina siempre me ha parecido coherente, como algunos familiares de víctimas de ETA que ponen un grado de cordura que ojalá tuviésemos todos. Yo he venido a aprender a esta vida y seguro que Madina tiene mucho que enseñarme. Creo que la manera de ir avanzando es el diálogo. Yo apoyaba la postura de una asociación que llamada Elkarri, que en euskera es diálogo, y ya enseguida mucha gente intentó confundir entre diálogo y negociación. Pero para hacer algo hay que dialogar. Aprecio a Muguruza, creo que es un culo inquieto, pero tampoco comulgo del todo con sus ideas políticas. No soy independentista, nunca me he sentido así, pero tampoco soy nacionalista español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Actualidad

IX Festival del Cómic Manga y Gran Canaria Comic-Can | De Poniente a Infecar

Los actores de 'Juego de tronos' Ian McElhinney y Miltos Yerolemou son las estrellas del Festival del Cómic Manga y Comic-can que se celebra este finde en la capital grancanaria

Laurence Jones llega por primera vez a Canarias

El concierto se celebrará el sábado 24 de noviembre en The Paper Club, a las 22.30 horas

Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

Benkomo

Benkomo

Mercado del Puerto

Presentación del libro Derecho del Territorio

Presentación del libro Derecho del Territorio

Fundación César Manrique (La Plazuela)

Escuela Luján Pérez Convivium

Escuela Luján Pérez Convivium

Centro de Arte Casa Saturninita.

Nuria Vidal. 'Vagandi mos'

Nuria Vidal. 'Vagandi mos'

CIC El Almacén

Los móviles y el dibujo

Los móviles y el dibujo

CIC El Almacén

Prev
Next