Noticias | Gastronomía

Aperitivos

Paté casero: Tres recetas para triunfar

Las verduras, los frutos secos o el pescado son productos perfectos para crear nuevas posibilidades
20-03-2017 09:08
0 votos
Paté casero: Tres recetas para triunfar Mané Espinosa

Paté casero: Tres recetas para triunfar Mané Espinosa

La receta del paté se remonta a la edad media, cuando este tipo de pasta estaba hecho a base de carne o de hígado, pero ahora el abanico se ha ampliado. Ingredientes como las verduras o el pescado ofrecen una nueva gama de posibilidades.Descubre tres recetas de patés hechas en casa con las que triunfar:

1. Receta de paté de berenjenas, pimientos, tomates secos y anacardos

Ingredientes
• 1 berenjena • 1 pimiento rojo • 50 g de tomate seco • 300 g de anacardos • 30 g de miso blanco • 70 g de mantequilla de coco fundida • 1 cucharadita de pimentón de la vera • 1/2 cucharadita de pimienta de cayena • 5 g de sal

Elaboración
Asar la berenjena y el pimiento directamente en la llama del fuego. Envolver con papel de cocina y dejar enfriar. Colocar la berenjena y el pimiento junto con el resto de los ingredientes en una batidora y emulsionar hasta obtener la textura deseada.

2. Receta de paté de hígado de rape

Ingredientes
• 250 g de hígado de rape • 1 cebolla tierna • 1 patata • 2 tomates pera sin piel ni semillas • 1/2 vaso de vino de jerez • 1/2 vaso de salsa de soja • 1/2 vaso de sake • 150 g de mantequilla • 30 g de alcaparras • 2 anchoas • c/c de pimienta negra

Elaboración
Limpiar el hígado y dejarlo reposar dos horas en frío cubierto con parte del vino, la salsa de soja y el sake. En una sartén, calentar con poca mantequilla la cebolla picada, los tomates, el hígado y la patata hervida hasta llevar los ingredientes a cocción. Enfriar y triturar, con un poco de salsa de soja, el sake y la pimienta y guardar a temperatura ambiente. Montar la mantequilla y la pasta elaborada con una batidora hasta obtener una textura cremosa y verterla en una tarrina. Triturar las alcaparras y las anchoas y poner esta pasta encima del recipiente. Dejar asentar en la nevera durante seis horas.

3. Receta de paté de boletus y alcachofas con toque de trufa

Ingredientes
• 1 cebolla • 2 cucharadas de aceite de oliva • 2 alcachofas • 300 g de boletus • 1 diente de ajo • 100 ml de ratafía • 150 g de nueces • 20 g de aceite de trufa • 10 g de trufa fresca • 10 g de sal • 1 g de pimienta • 17 g de alga agar-agar • 200 ml de agua • mezcla de 5 pimientas

Elaboración
Saltear la cebolla con aceite de oliva. Cuando esté dorada, añadir las alcachofas bien limpias y cortadas en trozos pequeños y seguir salteando a fuego lento. Añadir los boletus y el diente de ajo. Una vez sofrito, incorporar la ratafía y dejar evaporar. Mezclar en un cazo aparte el agua y las algas y llevarlo a ebullición durante dos minutos. Colocar las verduras, las algas, las nueces, el aceite de trufa, la sal y la pimienta en un vaso de batidora y emulsionar hasta conseguir la textura deseada. Picar la trufa con un cuchillo, mezclarla con la pasta anterior y dejarla enfriar en la nevera. Una vez fría y con la ayuda de papel film, formar un rollo y posteriormente rebozar con la mezcla de las cinco pimientas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Sugerencias...

Aperitivos para las celebraciones navideñas

Recetas de entrantes para el menú de Navidad

Descubre cómo preparar cinco exquisitos aperitivos con los que sorprender a tus invitados

Tres recetas de chocolate

Tres recetas de chocolate sorprendentes

Descubre cómo hacer estofado de cerdo con salsa de cacao o crujiente de chocolate con fruta

Cómo preparar el mejor pollo al horno

El truco definitivo para que el pollo te quede jugoso y crujiente

Te mostramos las claves infalibles para que tu plato no tenga nada que envidiar al de los mejores chefs

Los mercados están llenos de frutas exóticas desconocidas.

Los alimentos que vienen: ¿Qué cocinaremos en el 2020?

Las frutas exóticas o los pescados desconocidos alimentan una era en la que prima el producto global